Los bidones son recipientes herméticos que se utilizan para almacenar y transportar diversos materiales y líquidos, entre ellos agua. Estos recipientes vienen con capacidad de 120 L, 150 L y hasta 220 L, mientras que los jerricanes son contenedores estancos para transportar y almacenar líquidos. Originalmente su capacidad era de 20 L, pero actualmente se consiguen en una gran variedad de capacidades.

En TAMAPACK producimos bidones y jerricanes de polietileno de alta densidad (HDPE) y de calidad alimentaria ideales para almacenar o transportar agua potable, ya que este tipo de plástico permite almacenar agua o alimentos a largo plazo, puesto que es estable, inerte y seguro, y no desprende toxinas y está libre de bisfenol A (BPA).

Selecciona el envase para agua más adecuado

En nuestro catálogo digital puedes encontrar diversos tipos de bidones, fabricados en HDPE de calidad alimentaria, que pueden ser utilizados para almacenar o transportar agua potable o cualquier tipo de alimentos. Puedes seleccionar el que mejor se adapte a tus requerimientos y necesidades.

Dispones de bidones de 30, 60, 120, 150 y 220 litros de apertura total y cierre de ballesta de alta resistencia y bajo peso, que están diseñados para almacenar agua o cualquier otro líquido, así como productos granulados, ya que su tapa se abre totalmente para brindar un amplio espacio de acceso para el llenado o vaciado del contenedor. Su cierre de ballesta permite además que el bidón cierre herméticamente.

La apertura total de la tapa del bidón posibilita que sea mucho más fácil de limpiar, por lo que se puede reutilizar, lo que hace que sea un producto de alta eficiencia.

Igualmente, disponemos de bidones de doble boca de 220 y 120 litros diseñados para almacenar agua, otros líquidos y productos viscosos. Son de calidad alimentaria.

También disponemos de contenedores IBC de 1000L y de 500L donde se puede acumular el agua de la lluvia.

Una de las ventajas de los bidones que tenemos en TAMAPACK es que han sido diseñados para que puedan ser apilados y paletizados de forma sencilla y eficiente. Además, por su alta resistencia duran mucho más tiempo.

Otra ventaja de los bidones que encuentras en nuestro catálogo digital es que son homologados, por lo son completamente seguros para el transporte de mercancías peligrosas.

También encontrarás una gran variedad de jerricanes de diversas capacidades fabricados en HDPE de calidad alimentaria, los cuales son ideales para transportar agua potable, alimentos u otros líquidos. Por su alta resistencia son idóneos para cualquier tipo de industria o para uso residencial.

Los jerricanes tanto apilables como no apilables permiten guardar de forma práctica distintos tipos de líquidos y productos viscosos, incluso sustancias agresivas, ya que su cierre los hace totalmente estancos. Además, están homologados, por lo que se pueden utilizar para transportar combustibles y otras sustancias peligrosas.

Por contar con el certificado alimentario pueden ser utilizados en cualquier tipo de industria de alimentos, productos inflamables, químicos, farmacia, cosmética y veterinaria; entre muchas otras.

Los jerricanes que tenemos en TAMAPACK tienen un alto nivel de funcionalidad, gracias a que permiten la incorporación de un dosificador y otros accesorios, como, por ejemplo, el grifo perfecto para utilizar el agua acumulada en el jerrican. Además los jerricanes se pueden inducir para aumentar su nivel de protección. Son muy durables y fáciles de limpiar, por lo que son reutilizables. Las capacidades de los jerricanes que tenemos en Tamapack son: 60L, 30L, 25L, 20L, 12L, 10L, 6L, 5L, 3L, 2L y 1L.